Conectarse

Recuperar mi contraseña

Fecha del Rol

Sábado, 06/02/1982
15:00
Últimos temas
Calendario de Clases
Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Administración
QuillHeart149
Administradora
¡Síguenos!

Tweets

Afiliados

Élite








Normal
Foroactivo
Crear foro

[ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por Roblemurciélago172 el Lun 31 Dic 2012 - 17:08

Hola mi queridos amigos Slytherin,quisiera mostrarles esta historia que espero disfruten, pero antes debo hacer una advertencia, este escrito conteniene material que para ciertas personas puede un fuerte, si son de esas personas que les cuesta leer de muertes, asesinatos, y todo lo referente favor de abtenerse de leer este escrito.
Sin mas les dejo con:


Rojo, el color de la muerte.


Prologo:
Rojo se movía con celeridad, pero con la pericia de saber exactamente lo que hacia, años de práctica, se decía sonriendo para si, una vez que dejo todo listo sobre la mesa se volvió y contemplo a la chica.
Era una pena, se repetía, aun no era el turno de ella, pero había sido su culpa, nadie le dijo que se metiera donde no la llamaban.
Una pequeña salida del plan, no era importante.
Pronto se los demostraría a todos, todos sabrían quien era Rojo, y con solo escuchar su nombre todos temblarían.
Nada le producía mas placer que ver a las personas temblar de miedo.
La chica aun no despertaba, no importa aun había tiempo, pasarían horas antes de que alguien se enterara que había desaparecido, eso le había pasado por imprudente.
Mira que salir detrás de él para detenerlo, que ilusa había sido.
Ya había limpiado su rastro ya nadie podría enterarse de la verdad como ella lo había hecho, ese había sido un descuido que le había podido costar muy caro pero los dioses estaban con él.
El espejo reflejaba la blancura de la habitación, esta era una de sus tantos escondites, pero este era especial, por más de un motivo, como privilegio a su inteligencia había decidido traerla a este lugar, en cual todo había comenzado.
Salió de la habitación blanca dejando sola a la chica maniatada a la silla en el centro de la habitación, se dirigió a la sala de monitores, los terrenos estaban vacíos como sabía que estarían, nadie conocía ese lugar, bueno, muchas lo habían conocido, pero ninguna había podido hablar de ello después.
Se acercó a la mesa en el centro y repaso por millonésima vez el plano de la casa, ya se sabia de memoria cada recoveco, cada pasada y cada rincón, esa tarde ya había hecho una incursión, en los periódicos se el denominaba asesino serial sin escrúpulos, que mataba sin razón ni propósito, que equivocados, tenia un propósito, pero aun no era tiempo de revelarlo.
La alarma de su reloj sonó. Ya eran las diez, por el monitor confirmo que la chica ya despertaba. Se dirigió donde ella.
Al entrar ella pregunto.
-Solo respóndeme algo antes de que me mates – dijo en tono de suplica.
Era admirable que pudiera hablar y pensar con cordura cuando recién despertaba del sedante.
-¿Porque? ¿Qué ganas haciendo esto?
Rojo no le respondió solo se encamino a la mesa, tenia cosas aun por hace esa noche.
Se puso los guantes, la bata y el gorro quirúrgicos ya los tenia puestos, tomo el escalpelo de la mesa, y se giró para ver a Sara.
Se acercó donde ella y vio como el pavor se reflejaba en sus ojos.
-Por favor te lo ruego, dime porque… - Rojo se acercó al oído de Sara y le susurro tres palabras. La mirada de Sara cambio a consternación.
Ahora lo entendía todo, todo era aun peor de lo que creía, debía advertirles ¿Pero como? Pensó Sara.
Sin mas dilatación Rojo la tomo por el cabello y le tiro la cabeza hacia tras, por un momento sus miradas se cruzaron y vio el terror en su mirada.
Que un arranque de euforia Rojo le corto el cuello, rápida y limpiamente, la sangre comenzó a manar a borbotones.
Tomo la sangre entre sus manos, y se delito con el exquisito color carmesí.
En un último esfuerzo de agonía Sara se llevo dos dedos al cuello.
-Es inútil que intentes detener lo inevitable – se burlo Rojo con voz fría e intimidante.
Sara dejo caer los dedos manchados de sangre a un costado y no volvió a moverse.
Rojo la contempló hasta el último minuto, hasta cuando la vida de Sara llego a su fin.
Sin dilación rojo la desamarro la acostó sobre la mesa y procedió a vaciar las venas de su victima, todo fue a parar a un recipiente trasparente. Una vez se lleno le puso un tapón y lo sello, abrió la despensa del fondo donde ya habían 13 frascos idénticos.


Capitulo 1: Amenaza:
Lorena dejaba que el agua masajeara su nuca, el tibio contacto del agua la reconfortaba, había sido un día extenso en el periódico, pero por fin luego de varios años de lucha había obtenido su recompensa.
Había sido promovida a columnista, después de pasar años detrás, en las sombras y todo gracias a su último acierto.
Rojo.
Desde que escuchara de él hacia ya tres años, recién contratada por su periódico, se había obsesionado con el tema.
Un asesino, sin aparente motivos, asechaba y acorralaba mujeres para luego matarlas de un corte en el cuello y dejarlas desprovistas de sangre, y siempre con una nota roja, manchada de sangre de la victima, que decía ROJO.
La primera victima Susana Valdebenito, encontrada a las afueras del Cajón del Maipo el 2 de febrero del 2009, después de la salida de una discoteque se le había perdido su rastro, después de 2 días de búsqueda había aparecido desnuda y sin sangre.
Doce días después la segunda victima Javiera Bustos, mismas condiciones, había salido de un Pub donde había estado compartiendo con una amigas, se le perdió el rastro entre Bellavista y los Leones, donde residía, sus amigas se habían ofrecido llevarlas en el vehícu**, pero Javiera no había querido, alegando que tomaría un taxi en Plaza Italia, y que siendo tan corto el trayecto le saldría mas rápido, no volvieron a saber de ella hasta que la encontraron 2 días después en un sitio eriazo en las Condes.
La gente estaba consternada, dos horribles asesinatos en un mes, la policita trabajaba duro con el asesino, pero sin resultados, un mes había pasado hasta la tercera victima, ahí ya se comenzó a hablar de asesino serial, la opinión publica pedía a gritos la detención del asesino, el nombre de Rojo figuraba en todos los noticiarios, pero entre todo el revuelo apareció la cuarta victima, hija de un conocido político.
El mensaje había sido claro, nadie estaba a salvo de Rojo.
El gobierno nombro un ministro en visita que se encargara personalmente del tema, se creo una unidad de la PDI dedicada en exclusivo al caso, a cargo de Felipe Moreno, uno de los oficiales más reconocidos del país.
Experto en criminalista que había publicado más de un libro y dado mas de una conferencia, toda una eminencia, reconocido por atrapar al Asesino de la Sonrisa, un ser despiadado, que al igual que Rojo se divertía manto gente.
El quito asesinato ocurrió un año después, cuando la opinión publica ya se había olvidado de él, Rojo volvió con toda su crueldad, esta ves fue un ataque doble, las gemelas Berrios, pero a diferencia de las demás no había sido en Santiago, había sido en concepción.
Las autoridades se desplazaron allá pero al nada llegar encontraron otra victima en Rancagua, luego otra en la Serena.
Tanto la policía como la opinión pública estaban consternadas, se empezó a hablar de un loco, un demente sin raciocinio, la gente se refugio en sus casas temerosos, le exigían a las autoridades hacer algo, mientras los medios de comunicación teníamos un festín de noticias.
Salieron expertos de todos lados, en cada noticiario, en cada revista y en cada periódico aparecía una reseña sicológica y sicopática de Rojo, todas diferentes y una des pues de otra cada vez mas descabellada.
Dos victimas mas aparecieron en Arica y Antofagasta respetivamente a mediados de ese año.
Ya todos se preguntaban donde volvería a aparecer Rojo, el pánico era general y la policía estaba anonadada, el perfil de Rojo se escapaba de cualquier otro asesino serial, no se veía un patrón claro en el caso, además de que las victimas solo fueran mujeres de entre los 20 y 25 años, de diferentes contexturas, diferentes estratos sociales sin ninguna relación entre ellas mas allá de haber conocido la muerte por la misma mano.
Se hablo de la opción de un imitador, que en realidad no era Rojo el que viajaba a lo largo de chile matando gente, pero el mismo rojo se encargo de demostrarlo.
Corría el inicio del 2012 la decimoprimera victima, Roció Helder encontrada el Cajón del Maipo, e el mismo lugar donde fuera encontrada Javiera, estas ves con una segunda nota que decía.
SOY ROJO, EL UNICO E INIMITABLE.
Después Rojo volvió a desaparecer otros dos meses y luego 4 meses más.
En tan solo 3 años 13 victimas y el móvil del asesino se convirtió en tema de discusión, nadie sabia, ni siquiera la policía, que motivaba a este asesino.
Hasta ahora, pensó Lorena.
La noticia saldría el lunes, cuando debutara como columnista en su periódico, mientras tanto la noticia se había guardado bajo siete llaves para que no se filtrara.
Tras arduas investigaciones, entrevistas con las familiares de las victimas, al asecho como una sombra sobre el oficial que llevaba el caso, había logrado desentrañar lo que nadie había podido hasta ese minuto.
Solo había tres personas al tanto, su editora, el oficial a cargo de la investigación y ella.
Lorena cerró la llave del agua y salió envolviéndose en la toalla, se miro al espejo y no pudo evitar sonreír.
Con sus 32 años recién cumplidos, se convertiría en la columnista mas joven de Chile que trabajara para un periódico reconocido.
Envolvió su cabello negro con una toalla suave recién comprada, salió del baño y busco en el closet que ponerse.
Hoy saldría a celebrar, solo ella y un grupo intimo de amigas, aun no podía decir nada sobre su acenso, todo para mantener el secreto, pero se había contactado con sus amigas y había inventado un escusa para que se reunieran, supieran o no, hoy celebraría.
Miro por la ventana al jardín donde los aspersores ya se habían puesto en funcionamiento.
Como la única hija de una familia adinerada, había heredado todo al morir su padre dos años atrás, hubiera dado lo que fuera por que estuviera con ella acompañándola en este gran momento, recordó sus palabras.
-Trabaja duro hija – le había dicho en aquella ocasión – tuviste el privilegio de vivir sin apuros, todo lo que necesitaste te lo entregamos, sacaste una carrera con tu esfuerzo, ahora lucha por alcanzar la cima en tu campo, nunca te conformes, nunca aceptes un no por respuesta, siempre lucha por lo que crees correcto, y la vida te recompensara.
A la semana había muerto de un infarto fulminante, dejándola sola.
Se puso un vestido morado con tirantes, se calzo unas chalas a juego y bajo a la sala.
Sonó su teléfono celular y contesto en el acto.
- Aló.
-Weo** vamos atrasadas – dijo una voz apremiante al otro lado de la línea.
-Put* la wue* Maca siempre igual, ¿donde están? – se escuchaba las risas de sus amigas y no pudo evitar sonreírse, ya sabia que llegarían tarde nunca había sido distinto.
-Vamos saliendo recién de Manquehue – le dijo Maca.
-Ya apúrense mejor, o me voy a ir sola al Pub wueon** y ahí se las arreglan ustedes.
-Ya no te enoji – la reprendió Maca - si ya vamos en camino.
Se sentó en el sillón y espero que sus amigas pasaran a recogerla.
Una manos gruesas y firmes la agarraron desde atrás, sin poder defenderse cayo de espaladas al suelo y miro a su atacante con terror.
El alma se le cayó a los pies, como era posible que se hubiera enterado.
Vestido completamente de negro, salvo la cara que tenia una mascara roja, el agresor se tiro sobre ella inmovilizándola fácilmente.
-No me importa que te hayas enterado de eso – dijo con una voz distorsionada, probablemente utilizando algún mecanismo para ocultar su verdadera voz – yo quería que se enteraran de eso señorita Kein, es necesario para mis planes, y su muerte dejara que el mensaje sea aun mas claro.
Lorena temblaba del terror, Rojo saco un cuchillo y la amenazo con el.
Sacando fuerzas de no sabia de adonde, levantó su cuerpo del suelo, obligando a Rojo a levantarse también y le asesto un golpe bajo.
Rojo se doblo del dolor y Lorena aprovecho de correr, subió las escaleras de dos en dos, no había alcanzado a llegar a la mitad cuando Rojo ya estaba a sus pies subiendo no sin esfuerzo, pero con una rapidez asombrosa.
Lorena intento seguir subiendo atenazada por el miedo, al llegar a los últimos peldaños  resbalo y cayó al suelo. Rojo ya le había dado alcance y le sujeto un talón, desesperada le lanzaba patadas a diestra y siniestra, que Rojo desviaba con los brazo. El cuchillo había salido volando a los pies de la escalera   ya con la otra mano libre Rojo le sujeto ambos pies y la arrastro de nuevo a la sala, golpeándose en la cara con cada peldaño.
Lorena trato de agarrarse del esquinero que había justo de bajo de la escalera, este se volcó haciendo añicos el florero que había sobre el, sin preocuparse por nada, Lorena tomo firmemente uno de los trozos de vidrio y le corto la mano a su captor.
En un movimiento involuntario Rojo libero de la presión que la maniataba y corrió como pudo hacia la cocina a través de la sala.
A su paso fue lanzando y dejando caer lo que se le cruzara por delante, sillas, floreros, fotografías familiares, lo que se encontrara.
Rojo echaba chispas y maldecía desde atrás. Lorena llego a la cocina y trato de trabar la puerta pero Rojo la empujo haciéndola chocar con la vitrina de vasos viniéndoseles encima a ambos.
Desorientada volvió en si, después de no sabia cuanto tiempo, estaba atrapada bajo la vitrina con un feo corte a la altura del codo donde tenia incrustado un pedazo de vidrio. Adolorida, Lorena se arrastraba intentando escapar de debajo de la vitrina, a duras penas y pudo salir, con cortes por doquier, miro alrededor buscando a Rojo y vio que también estaba aprisionado bajo el peso de la vitrina.
Se toco el brazo tratando de sacarse el vidrio, pero el olor fue demasiado intenso, la sangre manaba en un hilito que iba manchado el piso.
Miro a Rojo
La vitrina tenia que habérsele venido de frente y al no poder hacerle el quite debía de haberle golpeado la cabeza.
Lorena lo contemplo unos minutos con la respiración entrecortada, sin atreverse a acercarse para comprobar si seguía con vida.
El timbre de la casa sonó, con un sobresalto Lorena se volvió indecisa sin saber que realmente hacer.
-Maca – susurro.
Con paso inseguro se fue acercando a la puerta de la cocina sin apartar la mirada de su atacante, el timbre volvió a sonar y Lorena se dio vuelta y se apresuró para llegar a la puerta.
La sala era un desastre, se trato de abrir paso entre los muebles, a paso lento y tembloroso. Al llegar al recibidor las manos Rojo la tomaron y la amordazaron.
El  timbre volvió a sonar pero rojo la maniataba mientras ella se removía intentando liberarse.
La puerta se abrió de un golpe, un hombre en el lindel de la puerta con arma en mano penetro en la estancia.
La sorpresa y el asombro debieron aturdir a Rojo un segundo, Lorena lo mordió entre los dedos y este la libero.
El policía disparó nada mas Lorena se hubo tirado al suelo, pero fallo, Rojo ya corría por la estancia, se metió por el corredor hacia el comedor doblo a la derecha atravesando el cuarto de lavado y salió al patio.
Lorena se quedo de piedra al ver como Rojo se movía por su casa como si fuera propia.
El oficial había salido en pos de Rojo pero volvió al cabo de unos minutos.
-Se ha escapado – dijo Felipe Moreno mientras se agachaba y ayudaba a Lorena a levantarse.
 


Capitulo 2: CARRERA:


Capitulo 2: CARRERA

-Quiero que acordonen la zona, que carabineros inicié plan cuadrante, si el infeliz esta en la zona lo atraparemos, no quiero que nadie entre a la casa sin antes sea revisada por la brigada criminalista.
Felipe Moreno no hablaba nadie en partícular, su segundo al mando Javier Santelices iba de tras de él y se apresuró en ir a cumplir las ordenes.
Felipe se acercó a Lorena quien estaba siendo subida en camilla por los paramédicos.
-No se preocupe señorita Kein, contara con escolta en todo minuto y le he dado la orden que un oficial no se separe de usted, acá viene.
Una mujer no muy alta de no mas de 30 años se acercó donde Lorena y Felipe y se presento.
-Ofelia Segura señora, para servirle.
-Ofelia la acompañara en la ambulancia y no se separara de usted, es una de mis mejores colaboradoras, con ella estará segura señorita Kein.
-Gracias Felipe – le dijo con familiaridad Lorena, después de los años trabajando juntos en el caso de Rojo, se conocían bien – pero aun no me explico ¿Cómo lo supiste? ¿Cómo supiste que vendría acá?
-Ya hablaremos de eso Lorena, ahora lo importante es que te vayas al hospital y que te revise, ya tendremos tiempo luego.
Los camilleros la subieron a la ambulancia y la policía subió con ella.
Los paramédicos curaban las heridas menores y le pusieron anestesia para poder retirarle el vidrio incrustado, con un sonido desagradable le vidrio salió y se apresuraron a cauterizar la herida.
La ambulancia partió con el singular llamado ulular tan característico, Lorena cerró los ojos y quedo meditando.
Rojo sin duda conocía su casa, eso le había provocado mayor miedo que nada de lo pasado esa noche, su manera de moverse sabiendo exactamente donde estaba cada habitación la había perturbado, el muy infeliz había profanado su lugar mas sagrado.
La luces de la calle penetraba tras los vidrios de la ambulancia deslumbrándola tras cada andar, haciéndole recordar lo de dos años atrás.
Había estado trabajando en el periódico hasta tarde ese día, sus compañeros de trabajo la habían invitado a tomarse unos tragos luego del trabajo, nunca después se lo había perdonado, sin tan solo se hubiera ido a casa de inmediato, a lo mejor lo hubiese salvado.
Aunque después le habían dicho que había sido un infarto fulminante, no podía dejar de echarse la culpa.
Había llegado a casa después de la una de la madrugada, José, su novio de ese entonces, la había dejado en la puerta de su casa, había entrado y se había dirigido de inmediato a la habitación de su padre, como siempre hacia cunado llegaba, sin importar la hora, su padre no se dormía hasta que ella llegara.
La habitación estaba vacía y la cama aun hecha, Lorena se extraño y lo llamo a gritos por la casa, por un segundo se le paso la absurda idea que había salido, pero su padre no era de los que salían a esas horas y mucho menos sin decirle nada.
A lo mejor le había dado hambre y se había ido a la cocina a prepararse algo, y probablemente tal era la idea del hombre en ese minuto.
Lorena había entrado en la cocina y lo había pillado en el piso tendido, con el cuerpo agarrotado y la mano en el pecho.
Lorena había gritado y se había abalanzado sobre el intentado despertarlo, desesperada tomo su celular y al poco tiempo llego José, quien la tomo y la aparto de su padre llamando de inmediato a carabineros.
El parte medico le informo que había muerto alrededor de las 21:00, hora que por lo general ella llegaba a casa, ese fue un duro golpe.
En el periódico le ofrecieron tomarse unas vacaciones para que descansara y se repusiera, pero ella se había negado, necesitaba el poder distraerse.
Su padre había sido su único familiar, no tenia tíos ni tías, su madre había fallecido cuando ella era muy pequeña y su padre nunca había vuelto a casarse, era su héroe, su ejemplo, su modelo a seguir.
Su perdida la devastó, luego de eso no había podido entrar en la cocina de nuevo sin ver al cuerpo de su padre ahí tendido, su amiga Maca se había ido a quedar con ella para hacerle compañía y apoyarla en esos minutos, cosa que le agradecia infinitamente hasta el dia de hoy.
De sus amigos de ese entonces, solo la Maca le había perdonado su obsecion.
Poque ahi fue cuando se profundizó su obsesión con Rojo.
Ya llevaba un tiempo siguiendo el caso cuando habían aparecido los primeros casos, le solicito a su editora que la dejara trabajar en ese caso, y esta había accedido, obviamente para poder ayudarla a apartar la mente de su padre.
Y esa obsesión ahora la había dejado sobre una camilla dentro de una ambulancia.
Desde ahí en delante había estado presente en cada escena del crimen, se había dedicado a conocer la historia de cada una de las victimas, así como también a la familia de cada una.
Todos la recibían con los brazos abiertos, sus publicaciones fueron tomando notoriedad, la policía la llamaba con cada nueva información, había entablado lazos con muchas personas que estaban cerca del caso.
Así de apoco fue desmarañando la historia detrás de rojo y eso le  había ayudado a dar con la clave para detener a Rojo.
Cuando por fin ató los cabos la impresión la había dejado muda, había dado vueltas y vueltas al asunto, antes de siquiera comentarlo con nadie.
Cuando por fin estuvo segura de su descubrimiento se dirigió de inmediato a la brigada de a cargo del caso, se habían encerrado con Felipe en su oficina y habían hablado toda la tarde.
Felipe se había sorprendido ante su descubrimiento, le había rogado que no lo publicara y que no hablara de nadie de ese tema, que el tomaría cartas en el asunto, pero ella había discrepado, lo mejor era, creía ella, dar a conocer la noticia lo antes posible, cuanto mas supiera la gente a lo que se enfrentaba menor seria el riesgo de un nuevo ataque.
A Felipe no le había hecho gracia aquello, se había opuesto y había llegado a amenazarla con encerrarla por obstruir con su caso, pero Lorena de había mantenido firme en su decisión.
Cuando le conto, junto con la compañía de Felipe, a su editora lo que quería publicar la quedo mirando con el ceño fruncido.
-Espero que tengas claro a lo que te expondrás con esto – le había dicho – no puedo prohibirte publicarlo, porque te conozco, si me niego iras a otro lado con la noticia, pero Lorena esto es grande ¿Estas segura de que quieres hacerlo?
-Lo mismo le dije yo – acoto Felipe – pero no entiende razones, esta decidida.
-Porque lo estoy – intervino Lorena poniéndose de pie – este infeliz se a salido con la suya muchas veces, ya son demasiadas las familias que sufren por su causa, si esto logra frenarlo aunque sea un poco, me daré por pagada, ya sabrá que ahora que conocemos su móvil tenemos la opción de detenerlo, Felipe esto te sirve mas a ti que a cualquier otro.
-Lo se, pero el problema será lo que pase a continuación, que si esto no lo detiene y si lo vuelve mas agresivo o si escapa, ¿Qué haremos entonces?, nos jugamos mucho en esto y lo sabes.
-Si, que escape es una opción, pero eso hará que paren los asesinatos.
-¿Si? ¿Y por cuanto? ¿Un año? ¿Dos? ¿Y luego que? Volverá y le habremos perdido el rastro.
-Entonces tendámosle una trampa – había dicho – en vez de publicar toda la noticia, hagámoslo de forma de columna semanal, donde semana tras semana fuéramos soltando parte de la información, eso lo pondrá alerta  pero no sabrá lo que sabemos, no de inmediato.
Ambos la habían quedado mirando con el ceño fruncido, analizando la propuesta. Felipe y Lucia, su editora habían cruzado una mirada y luego ambos habían aceptado.
Durante la semana todo se manejo en secreto, Lucia había hablado con unos altos mandos del periódico para hacer el ascenso sin tener que revelar nada
Por su parte Felipe se había puesto a trabajar apurando las cosas y preparando todo para cuando saliera la primera columna.
Pero ninguna de esas precauciones había evitado lo pasado esta noche.
Rojo lo sabía, sabia lo que ella había descubierto, y según él no le importaba que se supiera.
Eso había hecho que surgieran nuevas preguntas que la atormentaban en ese momento.
¿Quién era Rojo? ¿Cuál era su real motivo entonces? ¿Cómo lo detendrían ahora?
Por primera vez que se supiera a Rojo se le había escapado una de sus victimas. Yo.
Luego recordó. Pero entonces, si las cosas eran así eso debía significar, no, no, no puede ser, maldición, no.
Abrió los ojos y miro a la policía que la acompañaba.
-Necesito comunicarme con el comandante Moreno – le dijo apremiante.
-¿Perdón? – de dijo la policía sin entender.
-Que necesito hablar con Felipe de inmediato – dijo tratando de incorporarse, pero las firmes manos de los paramédicos la devolvieron.
-Tranquila señorita Kein – le dijo la oficial tratando de calmarla – el comandante me a dado ordenes expresas, el vendrá luego de asegurarse de que se recojan todas la evidencias en su casa ahí podrá usted hablar con el, ahora tranquilícese.
-No lo entiende – dijo Lorena perdiendo los estribos – es urgente, llámelo de inmediato – la policía se le había quedado mirando extrañada – A que espera hágalo ahora – dijo autoritaria incorporándose sin dejar que la volviera a acostar.
La policía saco un celular y se puso a discar un número mirándola con el ceño fruncido
-Aló ¿jefe? – el ruido de sirenas se escuchaba por el celular cuando una voz grabe se sobrepuso al ruido – Si señor, no ningún problema, si señor, lo que sucede que la victima necesita hablar con usted, dice que es urgente, claro, como diga – dijo extendiéndole el celular a Lorena.
-Aló Felipe – dijo sin siquiera dar las gracias.
-¿Que sucede Lorena? Deberías ir descansando, ¿Que es lo tan urgente?
-Que él lo sabe Felipe, sabe lo que averiguamos de él, me lo dijo.
-¿Que fue lo que te dijo exactamente? – el tono de Felipe era serio, parecía que lo estuviera viendo fruncir el ceño –
-Si es lo que creo, entonces Rojo es… - un fuerte golpe la interrumpió.
Todo dentro de la ambulancia se volvió patas arriba, Lorena voló en los aires y fue a dar al cielo con la cabeza dándose un fuerte golpe en la cabeza y en el hombro, las luces de la ambulancia se apagaron y todo quedo oscuro lo único que recordó fue como las puertas se abrieron y una mascara roja flotaba en la negrura.



Capitulo 3: CRIMINALISTAS:


"Maldición" -  se repetía Valentina dentro de su vehícu** mientras conducía en dirección oriente, hacia el lugar de los hechos.
Había sido su primera cita en seis años, desde que se divorciara, y pasaba esto, su destino, se dijo, estaba condenada a estar sola.
Maldito Rojo, se repitió por enésima vez.
Claro ya de por si era difícil conseguir pareja cuando una es soltera y sin compromisos, mas lo era cuando eres divorciada con dos hijos en edad adolecente de 17 y 14 años, y mas con 38 años en el cuerpo.
Siempre le advirtieron que se había casado muy joven, que en realidad a esa edad, 21 años, uno no sabía lo que realmente quería, pero ella había estado enamorada, y lo había estado todo su matrimonio.
Se había casado con un buen hombre, que la quería y respetaba, y le había dado dos hijos maravillosos, Alejandro y Violeta. Había podido estudiar y ya había conseguido convertirse en la jefa del departamento de criminología.
La habían sumado al caso de Rojo al segundo año de que apareciera aquel loco, para ayudar en las pericias con la victimas, su especialidad era la reconstitución forense,  con solo ver una escena del crimen tenia la capacidad de analizar y determinar como habían ocurrido los hechos.
Y Michael, el joven Michael, lo había tenido que dejar botado en aquel lujoso restorán al que la había invitado, después de tanto hacerlo esperar, de seguro ahora ya se iba y no lo volvía a ver, dio otro sonoro suspiro.
Las balizas le volvieron a la realidad, ahora se despedía de su vida privada y era solo Valentina, la criminalista.
Detuvo el auto y junto a ella en perfecta coordinación llego su equipo de trabajo, 7 hombres y mujeres, los mejores en su campo, Valentina los saludo con la cabeza y sin tener que ordenarles nada ellos se pusieron en acción, ya veían vestidos con sus trajes especiales para no contaminar la escena y los que ingresaron al interior de la casa se pusieron los guates en el camino.
Valentina se acercó a Felipe.
-¿Que tenemos? – dijo colocándose los guantes ella también, que había sacado de una pequeña caja en su casaca.
-Intento de homicidio y secuestro, Rojo ataco.
-¿Así que la chica sobrevivió he? Esto si que es sin precedentes, por lo general me llamas cuando ya la chica esta vaciada.
-Esta vez tuvimos suerte – dijo crispando el seño ante el comentario de Valentina – si se puede decir así, el desgraciado escapo por la parte de atrás de la casa, y salió por el portón trasero que estaba convenientemente abierto.
-Así que ya lo tenía todo preparado ¿no? ¿ningún vehícu**?
-No que yo viera.
-Raro, si tenia pensado raptar a la chica, ¿en que se iba a ir?
-A lo mejor no se la quería llevar.
-No lo creo, Rojo es un asesino de manías, todos los casos han sido iguales, porque este no. No, el tenia algo preparado, sin duda se iba a llevar a la chica, lo mas seguro es que tuviera algún vehícu** no muy lejos de acá…– miro la zona.
Era un barrio de plata, sin duda, con casas grandes y altos aromos en las aceras, que debían dar una sombra exquisita en verano, Valentina camino por la calle hacia al otra acera observando. Dio un rodeo y volvió de nuevo junto a Felipe quien la miraba sin mostrar extrañeza de su conducta.
-Las rejas son altas – continuo como si no hubiera habido interrupción -  la gran mayoría con altos arboles tapándoles la vista, pero también la gran mayoría con cámaras en sus puertas de acceso, ahí que requisarlas todas, al igual que en la esquina hay una de control de transito, igual hay que pesquisarla, si Rojo cometió un error hoy,  te juro que se lo hare pagar.
Sin mas palabra Valentina se dirigió a la casa para inspeccionarla, mientras Felipe daba las órdenes necesarias para confiscar las grabaciones, luego él también la siguió.
Su equipo trabajaba rápido, ya tenían todas las pruebas catalogadas, dispersas y numeradas, mientras los fotógrafos le sacaban las fotos, nada se levantaba de su lugar hasta que ella lo ordenaba y lo mandaba al laboratorio, recorrió la sala con la mirada, y escruto las habitaciones.
-Esto es nuevo para nosotros, por lo general nos toca la pare final cuando el trabajo esta hecho – comento para nadie  acercándose a sillón de la sala – ella estuvo sentada acá antes de que la atacaran hablando por ese celular – dijo apuntando al aparato que había ido a parar debajo de un arrimo - la chica escapo y se defendió como pudo recorrió la casa escapando, valiente chica sin duda, cualquier otra se habría sucumbido al miedo y la historia seria otra.
-Lo se, Lorena tiene esa capacidad.
-Ya veo que la conoces bien – comento con seriedad, pero alzando una ceja de manera irónica.
-No como tú crees.
-Si tú lo dices.
-¿Y que dices entonces?
-Hay cosas que me faltan – dijo sin necesidad que le aclarasen la pregunta, sin duda ambos pensaban en lo mismo – será difícil determinar la identidad del agresor con tan pocas muestras, todo lo de aquí es circunstancial, veo sangre, pero no se si es de la victima o del atacante, si tenemos suerte puede que haya algo de sangre de él, lo cual seria un avance, dado los demás casos, pero tampoco nos ayudaría a saber de inmediato quien es el asesino, ¿tu sigues con esa teoría no?
-Si, no me cabe duda, mas ahora.
-¡Jefa! – la llamo un criminalista.
-¿Qué sucede Jaime? ¿Que encontraste?
-Sangre, mire.
El criminalista se hallaba en la entrada de la cocina donde un gran mueble se había venido abajo haciéndose trizas.
-¿Sangre de la victima?
-No lo creo señor – contesto Jaime – mire acá, la victima tenia un corte a la altura del codo, este es su rastro, va desde acá abajo, donde suponemos estaba atrapada la victima, hasta el recibidor.
-Asea que Lorena estaba atrapada, pero cuando escucho que llame al timbre corrió a abrirme – acoto Felipe.
El criminalista asintió.
-Pero esta de acá – dijo señalando otra marca de sangre – es diferente, si se fijan, esta mas arriba que el otro, probablemente un porte a la altura del cuello o la cara, lo que nos da una altura promedio del sujeto de alrededor de un metro ochenta, lo que se condice también con las huellas de los pies encontradas en las otras escenas del crimen, por lo cual podemos asegurar que esta es la sangre de Rojo.
-¿A dónde conducen esas marcas? – Pregunto Valentina viendo el camino que había hecho la sangre.
-Se dirigen a la habitación contigua, el cuarto de lavado – dijo encaminándose hacia allá.
-Felipe y Valentina lo siguieron.
Este cuarto comunica con el corredor del recibidor, el agresor atravesó por aquí detrás de la victima y huyo por aquí mismo cuando usted lo atacó, por esa puerta – dijo señalando la puerta aun abierta – se sale al patio trasero y por ahí escapo.
-Bien recojan las muestras y envíenlas de inmediato al laboratorio, que hagan un cruce con la base de dato, haber que sale
-Si señora.
Valentina y Felipe salieron al patio.
-Si no te molesta, contéstame algo.
-¿Qué seria? – pregunto Felipe a la defensiva.
-¿Que hacías acá?
-Vine a tratar de convencerla de que no lo hiciera.
-Ya, claro, como si eso funcionara con esa chica.
-Pero tenia que intentarlo porque…. – se interrumpió al sentir su teléfono vibrar, vio el número y rápido respondió – ¿Ofelia?.. ¿Qué sucede, algún problema? ¿Qué pasa entonces? ¿ahora? ¿Por qué? Muy bien pásamela.
A Lorena se le notaba la voz acelerada, sus palabras lo dejaron a tonito y miro a Valentina quien lo miro intrigada, luego un fuerte estruendo se sintió atravesó del teléfono.
-¡Lorena! ¡Lorena! ¡CONTESTAME LORENA! ¿ROJO ES QUE?  - tras el teléfono no se escuchaba mas que ruido y estática luego una voz distorsionada dijo – Hola señorita Kein.



Última edición por DraconisChispas54 el Vie 20 Dic 2013 - 0:30, editado 6 veces (Razón : Actualizacion de capitulos)
avatar
Roblemurciélago172
Licántropo
Licántropo

Masculino Edad : 29
Mensajes : 5947
Inscripción : 29/09/2011
Localización : en todo el foro jaja, pero siempre en el chat

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por CapaFantasma22426 el Miér 2 Ene 2013 - 14:10

Esta emocionante a parte que me esta gustando la historia, escribes muy bien, creo que he visto muy pocas faltas de ortografía, pero que puedo decir nadie es perfecto.
Sigue así escribiendo, aunque lo reconozco este tipo de historias me da miedo, pero me enganchan.

avatar
CapaFantasma22426
Alumno Prodigio
Alumno Prodigio

Masculino Edad : 25
Mensajes : 1729
Inscripción : 04/05/2012
Localización : En un lugar en donde pueda olvidar

http://img.desmotivaciones.es/201107/work.7042835.1.flat550x5500

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por Invitado el Vie 4 Ene 2013 - 19:46

Me has dejado en la intriga , por lo general no me gustan las historias sangrientas, pero creo que en esta es soportable y necesario, (eso o realmente soy sádica :O). Estaré atenta al desenlace.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por EstrellaLeviosa76 el Sáb 5 Ene 2013 - 0:57

ACA LLEGÓ YO *O*

Oh... me habías mostrado nomas el principio ¨*lo mira mal*
OH el primer capitulo fue tan TAN dfljdslgkjkadjl *O*
Me encanto Rob =3
Espero que haya mucha sangre , Oh Si *-*
Me hace recordar a Dexter T_____T , no porque sea igual..
sino que no se por qué e.é
En fin,
espero el segundo cap :3
y el tercero y asi sucesivamente XD.

Y... esta Lorena es una loquilla...
yo que ella me mudo jajaja XD
a Rojo no se le escapa nada o.o
avatar
EstrellaLeviosa76
Dark Lord
Dark Lord

Femenino Edad : 27
Mensajes : 8346
Inscripción : 25/04/2012
Localización : ; En mi árbol ♥ ~~~

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por QuestHowl25 el Sáb 5 Ene 2013 - 3:00

Muy bueno, Roble.
Me recuerda un poco el Zodiaco, aunque el Zodiac no fuera tan violento.
Aguardaré el proximo capitulo.
avatar
QuestHowl25
Mago Prodigio
Mago Prodigio

Femenino Edad : 29
Mensajes : 12449
Inscripción : 06/10/2011
Localización : São Paulo - Brasil

http://www.thaismoret.com.br

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por Roblemurciélago172 el Dom 6 Ene 2013 - 21:11

Actulizacion de Capitulos: 06 de Enero 2013
Gracias por los comentarios tanto aca como en el chat, se le agradece que sigan esta aventura en la que me he embarcado junto a estos personajes, les sigo pidiendo su apoyo y espero que les guste esta actualizacion.
avatar
Roblemurciélago172
Licántropo
Licántropo

Masculino Edad : 29
Mensajes : 5947
Inscripción : 29/09/2011
Localización : en todo el foro jaja, pero siempre en el chat

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por EstrellaLeviosa76 el Dom 6 Ene 2013 - 23:05

te odio e.e
O sea...
Tenías que dejar asi que termine? e.e
ME ODIAS , NO?
JAJAJA
Ok... a ver.
Empecemos.
Primero. Me encanta *O*
tiene misterio,sangre,homicidios, y todas las cosas que la complementan ):
ahora empezaré a desconfiar y a pensar locas hipotesis de quién es Rojo e___é
asi que preparate para recibir minimo 45 MP por dia con mis conclusiones jajaja
Segundo. Rojo seguro sufrio un trauma y por eso asesina,no? :@
EHH.. jaja re loca.
EN fin,
te seguiré ...
hasta el infinito & más allá...
o por lo menos hasta donde me alcance la nafta e.e

Espero que pronto actualices :3
avatar
EstrellaLeviosa76
Dark Lord
Dark Lord

Femenino Edad : 27
Mensajes : 8346
Inscripción : 25/04/2012
Localización : ; En mi árbol ♥ ~~~

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por BuscadorRoble26243 el Lun 7 Ene 2013 - 3:57

ESTA REQUETE BUENO y es re atrapante! Si no me continuas la historia rápido me convierto en rojo y voy y te ataco aunque no seas mujer.....no querras tener una de esas muertes rob...xDDD
avatar
BuscadorRoble26243
Death Eater
Death Eater

Femenino Edad : 21
Mensajes : 7099
Inscripción : 24/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por CapaMist29667 el Lun 7 Ene 2013 - 4:06

ASDFGHJKASD ...es intenso! *O* Y sangriento *-* y.....y eres genial Rob! Me gustó mucho que hayas elegido tú país como el lugar de los hechos y la forma que le das ese aire misterioso que te dan ganas de agarrarte y cruciarte por que lo dejaste allí!! @@@: xD...ahora sólo tengo un problema...no podré dormir está noche e.e... *Ah re miedosa la chica xDDD*
avatar
CapaMist29667
Sangre Pura
Sangre Pura

Femenino Edad : 21
Mensajes : 11846
Inscripción : 25/08/2012
Localización : paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por CapaFantasma22426 el Lun 7 Ene 2013 - 21:42

Rob me sigue gustando la historia, me has dejado con la intriga, me gustaría saber más.

Sigue asi.
avatar
CapaFantasma22426
Alumno Prodigio
Alumno Prodigio

Masculino Edad : 25
Mensajes : 1729
Inscripción : 04/05/2012
Localización : En un lugar en donde pueda olvidar

http://img.desmotivaciones.es/201107/work.7042835.1.flat550x5500

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por Invitado el Vie 18 Ene 2013 - 2:31

¿Qué pasara ahora con Lorena?, ¿Logrará escapar?... Esta historia se pone cada vez mejor Smile.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por RunaHielo11859 el Mar 21 Mayo 2013 - 16:13

Aww me encanta la nove Smile Esta genial, me has dejado con la intriga :/
No se como Lorena pudo escapar.. a mi me pasa eso y entro en pánico y me quedo sin poder moverme xD y ese Rojo Uhm Por que mata?? tiene un trastorno o algo? *_*


Porfa sube otro capitulo pronto Very Happy
avatar
RunaHielo11859
Alumno Prodigio
Alumno Prodigio

Femenino Edad : 19
Mensajes : 1836
Inscripción : 23/06/2012
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por HexCarmesí21316 el Sáb 20 Jul 2013 - 5:42

OoO!!! Rob dime que lo vas a seguir!
Esta muy buena, me dejaste preguntandome cual podría ser el motivo. Solo se me ocurre algo pero nah, no creo que lo sea, muy tipico.

Bueno tengo que decir que plasmaste bien la idiosincrasia Chilena, movierón todo recien cuando le toco a un politico (solo entonces es realmente en serio)... Porque rememorando al asesino de Alto Hospicio, cuantas tuvierón que morir para que empezaran a salir las desapariciones en la tele, y cuantos les costo salir del "se pudierón haber ido por su cuenta proque son pobres".

A bueno, definitivamente quiero saber que le va a pasar a Lorena.

Cuidate mucho y que estes bien.

Ara.-
avatar
HexCarmesí21316
Fantasma
Fantasma

Femenino Edad : 30
Mensajes : 16
Inscripción : 10/04/2013

http://aralys.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [ORIG] ROJO, EL COLOR DE LA MUERTE. [Historia por capitulos]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.