Conectarse

Recuperar mi contraseña

Fecha del Rol

Sábado, 06/02/1982
15:00
Últimos temas
Calendario de Clases
Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Administración
QuillHeart149
Administradora
¡Síguenos!

Tweets

Afiliados

Élite








Normal
Foroactivo
Crear foro

[FF Harry Potter] Sentimientos transparentes [One-shot]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[FF Harry Potter] Sentimientos transparentes [One-shot]

Mensaje por RiverCazador193 el Lun 14 Abr 2014 - 5:02

Buenas, "nueva" escritora por aquí  Very Happy

No he podido resistirme a esta sección, tenía que subir algo. En principio, esta historia ya la tenía hecha de hace años, pero la he arreglado bastante y creo que ha quedado coherente. Si no es así, que alguien me avise TT.TT





  La oscuridad de los baños era realmente estremecedora. Hace cincuenta años, ella misma hubiera huido de allí, corriendo, gritando y llorando como lo hacía ahora, pero de las personas. Antes no se había dado cuenta de la paz y armonía que aquel escenario causaba, puede que sólo los fantasmas pudieran ver las cosas bellas a lo largo del tiempo. Puede que murieran y siguieran presentes en el mundo, para aprender lo que les faltaba, como por ejemplo, a perder el miedo a cualquier cosa. Si ese era el caso, su fantasma jamás abandonaría a los vivos.

  ¿Solo aprenderían a dejar de temer? Eso creen todos los demás, en Hogwarts por lo menos. Quizás estuvieran equivocados y ella, aunque no lo pareciese, supiese mucho más de lo que cualquier muerto soñó mientras flotaba alguna vez. Aprendió... no, vivió... eso tampoco... Myrtle la Llorona había conocido el amor y a su amado Harry Potter le quedaban poco años de vida, lo mejor sería contárselo cuanto antes. No sabía para qué iba a hacer eso, sólo que debía o pasaría el resto de su eternidad transparente sollozando entre los váteres.

  No se dio cuenta de que sus profundos pensamientos habían durado casi todo el día, pronto sería la cena en el Gran Comedor. No se iba a mover del váter donde murió, nunca había acudido a esas cenas y aquella no sería la excepción. Estaba a punto de empezar a llorar, compadeciéndose de su triste desgracia, muerta y enamorada, cuando escuchó unos pasos en el baño y tuvo que callarse. Eran rápidos, de una sola persona. Ella esperaba que fueran de un adulto refinado que solo hubiera escuchado algo y fuera a investigar. Pronto se dio cuenta de que su especulación era incorrecta. Los pasos apresurados, parecían perdidos. "Es como...", entonces, ese sonido que se le hacía muy familiar, fue claramente un sollozo. "... si estuviera...", cesó su caminar, cerca de los lavabos. "... tan triste como yo".

    -¡Maldita sea...!- su grito consiguió asustarla.

  Elevó su vuelo por encima de la puerta, para ver de quién se trataba o si era peligroso. Su fascinación fue enorme, jamás vio a alguien como él. ¿Quién era? ¿Qué hacía allí? Y lo más importante, si estaba enamorada, ¿cómo podía sentir algo realmente extraño por ese desconocido? Llevaba el uniforme del colegio, aunque sólo la camisa y los pantalones. La corbata, que reposaba en el lavabo algo salpicada por el agua que manaba del grifo, tenía rayas verdes y plateadas.

  Un alumno de Slytherin, no había duda. La rabia le quemaba por dentro, fue alguien de esa casa quien causó su muerte. Además, estaba en el mismo sitio de donde salió el basilisco... Era él, el heredero de Slytherin, seguro. Nadie le había contado los acontecimientos de hace cuatro años, no era necesario, sólo quería saber qué fueron esos ojos amarillos. Y, a pesar de todas sus especulaciones, no podía desearle una muerte como la suya. Ni que tuviera ningún mal, más bien deseaba...

  Salió de su escondite y flotó hasta su lado, ¿cómo reaccionaría? ¿Se asustaría, enfadaría, gritaría, le retaría, huiría? En realidad, asustarse de un fantasma conviviendo con un montón de ellos, no sería demasiado normal. Esperaba de todas las reacciones existentes, todas... menos aquella. El rubio levantó la vista hacia ella y se desmoronó en el suelo, llorando más que antes.

   -No llores- para su sorpresa, sólo podía decirle palabras de consuelo, a aquel desgraciado que muy probablemente fuera el heredero de su asesino-. Seguro que no es para tanto...

 Él no la miraba, ¿se sentiría culpable de algo?

    -Sí que lo es... ¿Qué he hecho?- se revolvió su cabello platinado.

  ¿Cómo iba a ayudarle? Es más, ¿por qué lo haría? Pero sin razones para ello, ni lógica alguna, ni una concordancia entre sus propios sentimientos, quería que dejara de sufrir. Su sufrimiento le dolía a ella, a pesar de ser un desconocido. Se acercó, lamentando que él no quisiera enseñarle sus ojos.

    -¿Qué has hecho?- se atrevió a preguntar. La respuesta no podía ser tan terrible... ¿verdad?

    -Todavía no ha pasado... Pero pasará, será por mi culpa. No tendría que haberme metido en esto, ¡soy un cobarde!- ante la atenta mirada de Myrtle, se arremangó su brazo izquierdo.

  El fantasma soltó una sonora exclamación y se alejó. Era imposible, alguien como él... ¡A la vez que tenía sentido! Si era el heredero, tenía que ser igual de tenebroso y también un asesino. Malditos fueran sus sentimientos muertos, que aún sin un corazón con el que latir, confundían a la chica. Le daba miedo hasta preguntar por el nombre que llevaba ese servidor del mal, aunque no tuviera ninguna razón para ello. "Debo dejar de tener miedo", se convenció en su cabeza, a cambio del terror que sentía, dos lágrimas surcaron sus mejillas. Estaba demasiado acostumbrada como para secárselas. Volvió a acercarse.

    -¿Cómo te llamas?

    -... Draco, Draco Malfoy- le desconcertó un poco que le preguntara eso.

    -Draco Malfoy, ¿sabes qué día será mañana?- ella misma se sorprendió de haber pronunciado esas palabras, indecisas, pero ya dichas.

    -¿Martes?- ahora sí que estaba confuso.

    -Y... ¿sabes qué tiene este martes?

  Como respuesta sólo asintió. Así que lo sabía, era guapo, ¿por qué no tenía ninguna cita en Hogsmeade con una alumna de esas tan estiradas? Pensar en ellas, hizo que recordara cuánto la hicieron llorar. La humillaron... tanto...

    -¿Puedo...?- antes de finalizar la pregunta, la cambió, avergonzada.- ¿Puedo hacer algo para que te sientas mejor? Intenta hablar conmigo.

    -...- ignoró lo que dijo, tampoco se movió.

  "Solo soy una alumna desgraciada. Pero esas niñatas que me tiraban del pelo van a sentirse culpables por ello. Por haberme muerto tendrían que venir aquí y disculparse conmigo...", con este último pensamiento, empezó a llorar con estridencia, obligando a Draco Malfoy a taparse los oídos mientras el fantasma desaparecía, sumergiéndose en uno de los váteres. Ambos eran igual de cobardes, podrían entenderse bien, lo malo era que la cobardía llegaba hasta el extremo de no querer confesar a nadie nada.

*Al día siguiente, martes*

  Llorona, miedica, tonta, eso es lo que era. O al menos, llevaba toda la noche pensando que así era, con el amanecer de aquel día sin sol, pero sí muchas nubes y una posible llovizna, se tranquilizó un poco. Por suerte, al baño de los prefectos acudían muy pocas veces tan temprano. Seguramente, Malfoy ya no estuviera en su baño, así que fue por las tuberías hasta su váter habitual. Evitando hacer ruido, se asomó por la puerta, en los lavabos no había nadie... pero en el váter de al lado sí.

  Jamás lo había pensado desde aquella perspectiva, pero desde que estaba muerta, había aprendido muchas cosas de una vida que ya no podría presenciar ni siquiera imaginar qué hubiera sido de ella si no estuviera ahora allí y así. Antes no había conocido nada más que la humillación, la vergüenza, tristeza, dolor... Ahora conocía el amor, la paciencia, el odio y el cariño. Y su ira no era solamente en las niñatas insolentes, también en la perfectita, insoportable, resabidilla y odiosa Hermione Granger. Siempre presumiendo de ser la más lista, cuando si lo hubiera sido, habría quedado en Ravenclaw, como ella. Myrtle era la más lista, Myrtle pasó por más situaciones de gran importancia, como la muerte.

 En esos instantes, Granger estaba encerrada en el baño, llorando totalmente desconsolada. Para colmo, la fantasma no sabía qué hacer, ¿burlarse o consolarla como con su visitante guapo de ayer? La castaña no merecía su interés, aún así...

  Voló hasta el váter de al lado, escuchando todos sus sollozos en silencio. Había ganado su interés, pero no su compasión. Estuvieron allí casi cinco horas, contar el tiempo que pasaba era fácil, por cada segundo, una gota de los grifos caía y era el mejor entretenimiento que había para los fantasmas. De vez en cuando, Hermione se desahogaba susurrando insultos y maldiciones contra alguien, debía de tener un aspecto horrible, había llorado tanto... Fue entonces cuando se ganó su compasión y atención por completo, aunque siguiera teniendo algo de rabia por presumir tanto de sus notas.

    -Ro-Ro... ¡Já!- eso no lo entendió, pero ignoró su último comentario sarcástico a la nada.

    -¿Tus penas son peores que las mías?

  Escuchó como Granger tropezaba por el susto, luego quedó en silencio y quieta, mucho. No se habría desmayado, ¿no? Estuvo a punto de mirar por encima de la puerta, para comprobar que se encontraba bien, cuando respondió con la voz quebrada, notó que había intentado contener las lágrimas, sin éxito.

    -Ahora mismo no sé qué es peor, si vivir con un desamor tan doloroso o morir...

    -... y estar enamorada- completó con una triste sonrisa fantasmal.

    -¿Estás enamorada?- preguntó sorprendida. Aquello sonó más a "¿puedes enamorarte?".

    -Todavía tengo sentimientos, los malos acaparan más espacio. Aun así siento amor- respondió a la pregunta que había escuchado bajo las palabras más sutiles.

  No eran amigas como para contarle todo lo que le pasaba con ese chico, al que debería odiar. Nunca tuvo amigas, ni las necesitó o eso creía.

    -Perdona Myrtle, no quería ofenderte- intentó disculparse, a la vez que su tristeza era más profunda.

    -Olvídale, si sufres un desamor es que no existe el amor, al menos de momento no- esos consejos amorosos, que tantas veces escuchó decir entre los grupos de amigas, ahora salían de sus labios inexpertos en el tema.

    -...

  Quizás siguiera su consejo, quizás y muy probablemente, no. Aunque no la volvió a ver nunca, seguiría siendo la insufrible Granger, también su única casi-amiga. Al menos podía desearle que un día no tuviese más que llorar de felicidad.

  Por la noche, sobre la hora en la que ya aparecieron una vez los apresurados pasos, nerviosos, asustados, queriendo escapar de lo inevitable, según Draco, Myrtle esperó con todo su corazón sin latidos a que llegara. En la hora de la cena, un feroz viento azotó las vidrieras, asustando al fantasma. Miedo, otra vez... Tres horas después, empezó a llover. Se elevó en el aire, mientras se lamentaba de su suerte, su llanto era cada día más tétrico.

  Fue entonces cuando volvió ese sonido, ayer nuevo, hoy familiar y ansiado. Fue cuando él llegó peor todavía, llorando ya de camino, con la cara aterrorizada. Fue cuando supo que aquello era realmente peligroso, Myrtle lo sabía y no sabía si dar la voz de alarma o aprovechar las veces que pasara por allí el rubio, y así verle cada noche, consolarle.

    -Vamos, no llores más... -hizo un intento de acariciarle el cabello, pero sólo lo traspasó, ni Draco sintió su frío tacto.

    -No hay otra solución... debo hacerlo... yo no soy un asesino.

  Miedo de nuevo, pero estaba decidida a que el amor tenía que superar esa sensación. No podía ayudarle, lo cual la entristecía, aunque debía intentarlo.

    -Hoy es martes, ese día que tiene algo- insinuó ella.

    -San Valentín, qué cursilada... Tengo que tardar más en arreglarlo. No quiero matar a nadie y tampoco quiero que me maten... -volvió a sus problemas, con cierta rabia por no tener elección.

    -Draco Malfoy, olvida tus penas. La muerte no es tan mala como piensas, mírame a mí -quizás no fuera el mejor ejemplo, aunque prosiguió-. Si... si lo prefieres... desearía darte un regalo por este martes...

  Él pareció ignorarla, como si tan sólo escuchara lo que sus pensamientos le decían, que corriera asustado de todos sus males. Myrtle se dio el lujo de responderse a sí misma afirmativamente. Estaba a su lado, justo a los restos del espejo, que minutos antes había roto de un puñetazo debido a su impotencia. De su mano manaba demasiada sangre, luego tendría que acudir a la enfermería. La fantasma evitó traspasarle y le dio un leve beso en la mejilla, Draco se estremeció por el frío, tampoco dijo nada, ni se alejó. Sólo se lamentaba...

  Sabía que no podía amarle, porque estaba implicado en algo que no era asunto suyo, porque él ignoraba de su presencia, porque estaba muerta y los muertos no deberían aprender tantas cosas si no querían sufrir el resto de su eternidad. Sabiendo algo tan doloroso, siguió consolándole, escuchando cada uno de sus lamentos, sufriendo cada lágrima que ambos derramaban. Draco Malfoy por falta de libertad, Myrtle la Llorona por miedo y desamor.
avatar
RiverCazador193
Capitán de Quidditch
Capitán de Quidditch

Femenino Edad : 20
Mensajes : 500
Inscripción : 01/04/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: [FF Harry Potter] Sentimientos transparentes [One-shot]

Mensaje por QuillHeart149 el Lun 14 Abr 2014 - 20:05


Pfff... mira, la verdad es que lo has escrito tan bien que es imposible ponerse a centrarse en la ortografía en vez de la historia jajajajaja si tienes algún fallo yo creo que tiene que ser diminuto o de error de tipeo...

No imaginaba que nadie escribiría este momento JAJAJAJAJA me ha sorprendido ver de qué se trataba :O y en mi opinión creo que te ha quedado muy creible el trato Myrtle-Draco (ya de por si en el libro me resultó raro cuando dijeron que habían hablado Uhm...) así que si me resulta raro es porque sigo viéndolo raro, no por ti jajajajajaja

Me ha gustado mucho Razz quizá me ha chocado un poquito la entrada de Hermione porque se ha notado que la has metido de relleno con una intención y quizá podrías perfeccionar esa parte; teniendo en cuenta como te ha quedado el resto, yo te veo capaz (?)

En general está genial Very Happy te aplaudo y te animo a subir más cositas tuyas ♥











_________________









..........................................................................................."I know I'm in love with you because I don't know why I love you"
..............................................................................................................................................................................- Katrina Beurk



.
avatar
QuillHeart149
Administrador
Administrador

Femenino Edad : 25
Mensajes : 18202
Inscripción : 15/09/2011
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: [FF Harry Potter] Sentimientos transparentes [One-shot]

Mensaje por DraconisChispas54 el Mar 15 Abr 2014 - 13:55

Antes que nada, me parece muy original el tema Razz No imaginaba un fic sobre estos dos y me ha sorprendido para bien. Has desarrollado muy bien la historia; lo único que no me cuadra es cuando entra Hermione a escena porque me parece que no encaja demasiado con el resto de la trama, pero está tan bien escrito que la verdad es que casi da igual. Mirándolo globalmente, está muy bien narrado y personalmente, me ha gustado mucho Very Happy No veo fallos gramaticales ni de ortografía... No es que me haya parado a analizarlos tampoco xDDD Porque me he metido en la historia y me he distraído tanto leyendo que si tienes alguno, será de los que se pasan por alto y ni se notan.

Dicho eso, ¡me encanta ver que la gente se sigue animando a subir escritos suyos! Se encuentra una sorpresas tan agradables como ésta.

¡Espero que compartas con nosotros alguno más de tus fics!
avatar
DraconisChispas54
Mago Prodigio
Mago Prodigio

Femenino Edad : 26
Mensajes : 14667
Inscripción : 23/09/2011
Localización : Campo de quidditch

https://combustionesespontaneas.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [FF Harry Potter] Sentimientos transparentes [One-shot]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.